Información sobre Lactancia Materna

Qué es amamantar?

Por qué amamantar?

Cómo está formado el órgano mamario?

Cómo amamantar?

Cómo puede cuidarse?

La primera mamada

Cuánto tarda la llegada de la leche?

Cómo lograr que el bebé se prenda bien al pecho?

Cómo terminar la mamada?

Posición

Su comodidad

Ritmo de las mamadas

Cómo saber si su bebé recibe suficiente leche?

Extracción manual de leche

Prevención y tratamiento de taponamientos y mastitis.

Recursos simples

IMPORTANCIA DE LA LACTANCIA MATERNA

Qué es amamantar?

Amamantar es dar vida y amor. Es alimentar, confortar, proteger y comunicarse.

Por qué amamantar?

Cómo está formado el órgano mamario?

La mama está compuesta de un gran número de alvéolos productores de leche, y conductos de salida de la leche, la cual se junta en los senos lactíferos, esperando la orden para salir por el pezón Los alvéolos están ubicados sobre el tórax, y los conductos lactíferos, en la mitad anterior de los senos. Alrededor de cada alvéolo hay células llamadas mioepiteliales, capaces de contraerse comprimiendo al alvéolo de tal manera que lo obliga a expulsar la leche hacia los conductos.El esquema simplificado de la mama muestra menos alvéolos, senos y conductos que los que hay en realidad, para mayor claridad.

Cómo amamantar?

No se requiere ninguna preparación especial. Sólo lávese las manos con agua y jabón antes de amamantar. Ofrezca a su bebé el pecho todas las veces que él lo requiera. Permítale mamar todo el tiempo que necesite.

Cómo puede cuidarse?

Busque la variedad en su alimentación y coma mayor cantidad de los alimentos disponibles en su casa. Tómese pequeños descansos durante el día. La producción de leche consume aproximadamente 500 calorías diarias. No haga dieta para adelgazar. No conviene perder peso drásticamente.

Descanse. Aproveche cuando el bebé duerma. Evite esfuerzos físicos excesivos. Pida ayuda ante cualquier inconveniente para continuar con la lactancia. Confíe en usted misma, logrará hacerlo.

Volver al comienzo

ELEMENTOS NUTRITIVOS DE LA LECHE MATERNA

En los primeros días, todo se facilita si usted está junto a su bebé. Desde el postparto hasta el regreso a su casa, debe prenderlo continuamente, así podrá tocarlo, mirarlo, hablarle, acunarlo y amamantarlo cuando le parezca.

La leche de los primeros días, llamada calostro, es amarillenta y espesa. Precisamente por eso es rica en anticuerpos que protegen a su hijo de infecciones graves y lo estimula a mamar frecuentemente. El calostro tiene efectos laxantes y ayuda al bebé a evacuar el meconio de su intestino, eliminando así la bilirrubina, que en exceso provoca ictericia (color amarillento de la piel).

Durante los primeros siete días, el calostro va perdiendo su color, y la leche se va poniendo cada vez más blanca. Esta leche es de dos clases: la primera es aguada y escasa, se produce y junta en los pechos en los intervalos entre las mamadas; la segunda se produce durante las mamadas, es abundante y espesa, sacia, alimenta y engorda al bebé. Es más blanca porque contiene más cantidad de grasas y proteínas. La llamada "leche aguada" es la primera que el bebé toma y calma la sed. La llamada "leche gorda" es la segunda que el bebé toma, viene en la "bajada de la leche" y calma el hambre del bebé.

Volver al comienzo

TÉCNICAS PARA AMAMANTAR

La primera mamada

Si usted y su bebé están bien, lo ideal es prenderlo al pecho inmediatamente después del parto. Si tuvo cesárea con anestesia general, el bebé esperará hasta que usted se despierte. No tema, y no permita que le den el biberón (mamadera) para alimentarlo. El bebé tiene reservas suficientes para esperar a su mamá.

Cuánto tarda la llegada de la leche?

En los partos normales, la "bajada de la leche" se produce más o menos a las 48 horas, mientras que en las cesáreas puede tardar 72 horas o un poco más.

Cómo lograr que el bebé se prenda bien al pecho?

* Estimule su pezón rotando los dedos en su base, como dando cuerda a un reloj, hasta que se ponga erecto y sea más fácil para el bebé tomarlo.

* Toque con el pezón los labios del bebé, para que él lo busque y abra la boca.

* Cuando el bebé busque con la boca bien abierta, levante su mama con la mano e introduzca el pezón y parte de la areola (el área oscura alrededor del pezón) en su boca.

* Controle que el bebé tenga el labio inferior hacia afuera.

* Asegúrese de que el bebé tome en su boca la totalidad del pezón y una buena parte de la areola. La posición de la boca del bebé es lo más importante para evitar irritación y grietas en el pezón.

Verifique que al succionar el bebé tenga las mejillas "infladas" (es decir no hundidas hacia adentro). Al succionar, el bebé no debe hacer ruido con los labios. Debe observarse movimiento en la sien y la oreja del bebé, no en las mejillas y los labios. Después de una serie de succiones rápidas (con las que el bebé estimula el reflejo de eyección de leche de su mamá), el ritmo de las succiones cambiará a uno más lento. Cada varias succiones lentas y largas se escuchará el ruido del bebé al tragar. Si Ud observara que el bebé no está bien prendido, despréndalo interrumpiendo la succión con un dedo puesto en las comisuras de los labios del bebé y ofrézcale el pecho nuevamente.

Posición correcta

Posición incorrecta

El bebé tiene la totalidad del pezón y una buena porción de la areola dentro de su boca.

El bebé tiene en su boca sólo el pezón.

Las mejillas del bebé están "infladas" hacia afuera

. Las mejillas del bebé están hundidas

El labio inferior del bebé está rotado hacia afuera.

El labio inferior está hacia adentro.

Cuando el bebé succiona, se observa actividad en la sien y en la oreja.

Se observa actividad en las mejillas y ruido de "chasquidos" en los labios.

Se escucha ruido cuando traga leche.

No se escucha ruido.

Cómo terminar la mamada?

Permita que el bebé mame en un pecho hasta quedar satisfecho. Limitar el tiempo que pasa el bebé prendido al primer pecho ofrecido puede impedir que el bebé acceda a la "leche gorda" que se produce al final de la mamada. Cuando el bebé suelte el primer pecho, hágale hacer "provechito", cámbielo si fuera necesario (muchos bebés recién nacidos mueven el vientre a cada mamada) y ofrézcale el otro pecho. Si el bebé lo toma, permítale mamar hasta que nuevamente se dé por satisfecho. Si no lo toma, o mama poco tiempo, ofrézcale primero ese pecho a la próxima mamada.

Si por alguna razón necesitara finalizar la mamada, interrumpa la succión para separarlo del pecho. No lo separe sin interrumpir la succión, ya que puede lastimar el tejido de la mama y los pezones.

Posición

Existen varias posiciones y todas ellas tienen algo en común: el vientre y la cara del bebé están enfrentados a mamá. Con los cambios de posición, el bebé comprime distintos puntos de la areola y el pezón, a la vez que el pecho se vacía mejor, evitando el dolor y las grietas del pezón, retención de leche, taponamiento de conductos y mastitis. Se recomienda usar todas las posiciones, de día y de noche.

Su comodidad

Amamante en lugar y posición que le permita estar bien física y anímicamente. Piense que es el momento de darle nuevamente vida, amor y confort. Háblele, él la entiende. Acarícielo, a él le gusta. Lo está estimulando, le está estimulando su inteligencia. Si el bebé es pequeño, coloque un almohadón sobre la falda y el bebé arriba para su mayor comodidad.

Ritmo de las mamadas

Varía según la edad del bebé. Adaptarse y aceptar el ritmo de su bebé es el paso fundamental para disfrutar la lactancia.

I. En el recién nacido: Recordemos que en el útero el bebé recibió contacto, movimiento y alimentación permanente. Es necesario tratar de ofrecerle las mismas condiciones

II. En el primer trimestre de vida: ¡Prepárese! Es el período donde se producen más abandonos de la lactancia por falta de información. El bebé comienza a crecer aceleradamente, tiene "ataques de hambre", cambia el ritmo, pide más cantidad, pide más seguido, usted se asusta, cree o le hacen creer que su leche no alcanza: esto nunca es real. No se asuste. No deje que alguien le dé el biberón. Tenga confianza: usted podrá, y convénzalos aplicando la siguiente técnica: Después de cada mamada, si el bebé se quedó con hambre, espere entre 20 y 30 minutos, cámbielo, llévelo a pasear, tome líquido y tranquila, vuelva a sentarse a darle el pecho, el cual ya acumuló entre 20 a 30 cm3 de leche. Esta es la "yapita" con la cual el bebé se satisface. Aumentará la producción en un 20% en la próxima mamada. En 24 a 48 hs usted producirá la cantidad suficiente y volverá al ritmo anterior de mamadas. Cuando la temperatura ambiente supera los 32 C, los bebés piden muchas mamadas cortitas para tomar más de la primera leche aguada que les calma la sed.

III. A partir del segundo trimestre de vida: El bebé ya sabe mamar muy bien y usted ya sabe todo lo que es necesario. La relación madre-niño está muy afianzada. La lactancia ya casi no presenta problemas.

Cómo saber si su bebé recibe suficiente leche?

SEÑORA MAMÁ: Usted tiene todo lo que necesita su bebé para sentirse seguro y crecer bien.

Un bebé que recibe suficiente leche tiene un aspecto sano, "llena" la piel, los ojos brillantes y la boca húmeda. Moja 4 a 6 pañales descartables por día (6 a 8 pañales de tela) y, durante el primer mes, ensucia al menos un pañal por día. Algunos bebés tienen un movimiento de vientre con cada mamada. Sus deposiciones son amarillo-doradas, de consistencia casi líquida, y presentan "semillitas" (del tamañno de las semillas de sésamo). A partir del primer mes de vida, la frecuencia de deposiciones disminuye. Algunos bebés pueden pasar varios días sin mover el vientre. Mientras las deposiciones no sean secas (con aspecto de bolitas) no hay que tomar ninguna medida. No es necesario dar al bebé ningún remedio, medicamento o natural (tisanas o compotas), para la constipación. Ocasionalmente, las deposiciones pueden ser de color verdoso. Esto no denota ningún problema. Si las deposiciones fueran permanentemente verdosas y el bebé presentara una aumento de peso muy lento, puede estar recibiendo mucha leche aguada y poca leche gorda. Deje que el bebé vacíe primero un pecho antes de ofrecerle el otro. Esto se evita no imponiendo límites de tiempo de mamada.

Los bebés alimentados a pecho tienen un patrón de aumento de peso distinto al de los bebés alimentados con leche artificial. Si el bebe aumenta entre 120 y 250 gramos por semana se esta alimentando bien.

Volver al comienzo

PARA LA MADRE QUE TRABAJA

Se puede organizar para que en las horas de separación el bebé siga recibiendo su mejor alimento y usted no sufra tanto el alejamiento.

Extracción manual de leche

Podrá extraerse leche a los veinte minutos de cada mamada, y es recomendable hacerlo a las horas de mayor producción. (generalmente de mañana ). También es importante extraer leche durante las horas de trabajo, con la misma frecuencia con que mamaría su bebé (cada tres horas como máximo).. Ubíquese en un lugar cómodo, relájese y tome un vaso de agua. Piense en su bebé.

Comience con masajes de los pechos de arriba a abajo, durante unos minutos. Estimule el pezón con los dedos, tome la mama por encima de la areola y presione en tijera hacia atrás, empujando hacia el tórax. Rote los dedos hacia adelante. No estire el pecho ni pellizque los tejidos, ya que puede provocar dolor y lesiones. Repita estos movimientos girando la mano alrededor del pecho, para vaciar todos los sectores y evitar que alguno se tapone y de lugar a dolor e incomodidad.

Con esta técnica se pueden extraer unos 30 a 50 cm3. La cantidad extraída en distintas sesiones puede ser diferente. Esto es normal. El color de la leche puede variar en función de la comida o medicamentos que haya ingerido la madre. La leche humana se recoge en recipientes de plástico duro, limpios y esterilizados en agua hirviendo durante 10 minutos. La leche humana se conserva:

Encontrará más información sobre tiempos de conservación de la leche humana en nuestra página o en el sitio en español de la Liga Internacional La Leche

La leche se separa en el recipiente, con la grasa flotando en la parte superior. Esto no indica que la leche esté en mal estado. Sólo debe agitarse levemente el recipiente para que se una nuevamente. La persona que cuida a su bebé deberá entibiarla bajo el chorro de agua tibia de la canilla. Si falta poco para su llegada sólo deberá ofrecérsele 30 a 40 cm3 para que se prenda bien al pecho a su arribo.

Con 26oC de temperatura ambiente, puede transportar la leche extraída a su casa, y refrigerarla a su llegada. La extracción de leche mientras se está alejada del bebé evita dolor, mastitis, y mantiene la producción de leche. Cuanto más vacíos queden sus pechos, más leche producirá y así más tiempo lactará su bebé. Evite la acumulación excesiva de leche. Además, la extracción de leche refuerza el vínculo entre la mamá que trabaja y su bebé.

Los fines de semana aproveche la proximidad del bebé y ofrézcale el pecho sin restricciones

Volver al comienzo

PREPARACIÓN, CUIDADO E HIGIENE DE LOS PECHOS

La naturaleza se encarga de preparar los pechos durante el embarazo. Pida a su médico que le revise sus pechos para descartar cualquier problema. Sus pezones pueden ser:

Después del sexto o séptimo mes de embarazo, los pezones normales podrán ser masajeados: lubricándose los dedos índice y pulgar con una gota de calostro (si lo hubiera) o con lanolina purificada, se lo tomará de la base dándole cuerda como a un reloj y estirándolo suavemente hacia afuera, durante dos minutos dos veces por día. Con los umbilicados (retráctiles o planos) se harán ejercicios para estirar las fibras de la areola . Con estos últimos, resulta útil el uso de casquillos aireadores que "estiran" el pezón.

Prevención y tratamiento de taponamiento y mastitis

El taponamiento de los conductos se produce cuando el pecho no es vaciado totalmente en mamadas sucesivas. Esto puede deberse a:

Para prevenir el taponamiento de los conductos se debe ofrecer irrestrictamente el pecho al bebé y dejarlo mamar por todo el tiempo que quiera. Si el bebé tomara de un solo pecho durante una mamada, a la próxima debe ofrecérsele el otro. Lo mismo si el bebé vaciase un pecho y mamara sólo un poco del otro. Si la mamá estuviera alejada de su bebé más de tres horas, deberá extraerse leche con la misma frecuencia con que mamaría el bebé.

Si se produce el taponamiento de un conducto, el primer paso para solucionarlo es no dejar de amamantar. Los paños tibios y las duchas calientes ayudarán a destapar el conducto. Bajo la ducha, puede masajearse el pecho comenzando por encima del punto de la obstrucción y con movimientos suaves hacia el pezón. Las succión del bebé es el mejor destapador.

La mastitis se produce cuando un taponamiento no resuelto provoca una infección. Es una condición que requiere atención médica. Va acompañada de fiebre y dolor, y pueden presentarse síntomas de malestar gripal. Como en el caso de conductos tapados, debe continuar amamantando. La leche no sufre ninguna modificación debido a la mastitis.

Recursos simples

Volver al comienzo

Página Principal Links WABA LLLI IBFAN LACMAT

 

Grupo de Apoyo a la Lactancia Materna de Bariloche

Para escribirnos haga click aquí: