Escríbanos
Bariloche.com.ar - El portal de la ciudad
ACCESO WEBMAIL bariloche.com.ar: Ingrese USUARIO y CLAVE
CLIMA EN BARILOCHE
Pronostico Extendido
Portada Bariloche
Recomendados en Bariloche.com.ar
Para Residentes
Turismo en Bariloche
Atención al Cliente mail @bariloche.com.ar

108° ANIVERSARIO DE SAN CARLOS DE BARILOCHE

LA CIMENTACIÓN DE UNA CIUDAD MARAVILLOSA


Bariloche está de cumple, y aunque sean muchos, luce su jovial efigie. Es un recorrido de 108 años, que necesariamente están vividos con esfuerzo, esmero, convicción, empuje y mucho amor…

Amor por la aldea de montaña que un buen día se convirtió en una poderosa, tanto por su belleza paisajística como por la mística turística y poblacional.

He aquí su historia.

El 3 de mayo de 1902, por medio de un decreto presidencial, se dio carácter oficial de fundación al asentamiento que lleva el nombre de San Carlos de Bariloche.

¿Por qué San Carlos de Bariloche?
Conocer las raíces del nombre ayuda al conocimiento de nuestra identidad. Resulta de una conjunción de “Carlos” en homenaje a Carlos Wiederhold, el primer poblador, y “Bariloche” producto de una deformación del término Vuriloche, que significa “gente distinta o diferente de atrás o del otro lado”, denominación que recibían los indígenas que habitaron los valles del sector oriental de la Cordillera de los Andes antes del ingreso de los Mapuches.

La “Capital de los Lagos del Sur”, como también se la denomina, remite a su importancia turística y poblacional, a sus condiciones naturales, insondables por ubicarse en un radio cercano  la mayor concentración de parques nacionales del mundo.

Hasta esta maravillosa porción de tierra arribaron hace unos cuantos años los primeros pobladores, naciendo una aldea de montaña que con el tiempo se transformó en nuestra amada ciudad de San Carlos de Bariloche, la más linda y visitada de la Patagonia Argentina.


Los antecedentes más remotos
Antecedentes bibliográficos verifican que el hombre aparece en la Patagonia en el Paleolítico Superior. Sus orígenes datan de 30.000 a 10.000 años antes de Cristo. Tiempo después, ya en el neolítico, llegaron desde el sur a las cercanías del lago Nahuel Huapi los Puelches, y del norte los Pehuenches, conviviendo ambas culturas de forma pacífica.

Ello concluyó en el siglo XVII con el proceso de araucanización, momento en que estos grupos indígenas fueron absorbidos por la cultura Mapuche o Araucana proveniente del sur de Chile, producto del avance español.

Por estas tierras llegaron, utilizando los pasos cordilleranos, a partir de 1653, evangelizadores y militares, quienes vieron truncadas sus deseos de incorporar a los indìgenas a la civilización europea. Los padres jesuitas Mascardi, Guillermo, Elguea y Van Deer Meeren o Laguna son testimonios de la combatividad de estos grupos.

Recién en el año 1860 se produjeron nuevas expediciones de reconocimiento, desde Chile y desde Argentina. El Perito Francisco Pascasio Moreno fue el primer hombre blanco que vino del Atlántico para dedicarse al estudio y a la investigación de la zona, atraido por su espectacular naturaleza.

En 1879 la llamada Campaña al Desierto otorgó definitivamente la región al dominio del gobierno nacional argentino. La misión: ocupación territorial y el reconocimiento de ríos y lagos que conformaban la geografía del lugar.

Transcurriendo el año 1892 comenzaron a llegar con aspiraciones de radicarse en las costas del Nahuel Huapi, los primeros pobladores blancos. Algunos desde el Pacífico, otros desde el Atlántico. Alemanes y norteamericanos integraron esta primera corriente de inmigrantes.

Los invitamos a conocer, a continuación, un pco de nuestra historia más reciente.


Los comienzos
El alemán Carlos Wiederhold fue el primer poblador en arribar a San Carlos de Bariloche. En 1895 instaló en lo que hoy es la céntrica esquina de las calles Mitre y Quaglia, el primer almacén de ramos generales llamado “La Alemana”, dando inicio a la actividad comercial de la zona. Logró producir un intercambio fluido con Puerto Montt, exportando lana, cuero, papas, quesos, manteca y otros productos.

Los datos históricos reviven el pasado. Así es posible imaginar que para 1897 ya eran 14 los pobladores, teniendo como actividad principal la agricultura y la ganadería. Imaginar la vida en esa época y en esta tierra...

A principios del siglo XX comienzaron a asentarse inmigrantes de origen europeo. Una de los más destacados fue un italiano, Don Primo Capraro, quien dejó una huella progresista en la construcción defincas, casas de comercio, hoteles y aserraderos.

Con el transporte de mercaderías llegaron más pobladores, esta vez desde Viedma y Carmen de Patagones. Para el año 1901 se instaló una corriente de inmigrantes suizos, conformando una población cada vez más heterogénea. Chilenos, alemanes, suizos e indígenas convivían en una aldea donde las casas de tablas de madera con techos de tejuelas de alerces y fuerte pendientes era la característica arquitectónica, y la mano de obra especializada daba forma al pueblo.

En 1902 el presidente de la Nación, Julio Argentino Roca, le dio el carácter oficial a la fundación. El gobierno del área territorial de Río Negro reservó por decreto una superficie de 400 hectáreas dentro del Parque Nacional Nahuel Huapi para el asentamiento de la ciudad.

En ese mismo año se inauguró el primer hotel de Bariloche llamado “Perito Moreno”, ubicado en Mitre y Villegas y cuyo propietario era don Juan Riveiro. La capacidad del restaurante permitía la visita de 30 comensales, espacio que los pobladores utilizaban para los festejos de la aldea. También en 1902 arribaron los primeros turistas, Aaron de Anchorena, Carlos Lamarca y Esteban Lavallol.
 

Ese mismo año se creó la oficina para el Correo y el telégrafo, comunicando a la incipiente pero enérgica aldea de montaña con otros puntos cardinales.

En 1906 llegó el Dr. Vereertbrughen, primero médico, hombre respetado y consultor de los pobladores de esos tiempos.

Por aquella época también se dio inicio a la apertura de las rutas de llegada a la ciudad, y en 1913 se concluyó la construcción del primer camino para autos, debido a la visita del ex presidente norteamericano Theodore Roosvelt y su comitiva, acompañados por el Perito Moreno.

En 1920 se inauguró el primer Hospital de Bariloche, ubicado en las calles Elflein y Beschedt.

El 13 de agosto de 1934 se fundó el Club Andino, instaurando la actividad deportiva de montaña. Los creadores de esta institución tan arraigada a la ciudad fueron E. Frey, J. neumeyer, R. Knapp y O. Mailing.

En 1934 la llegada del ferrocarril puso fin a un largo período de aislamiento. Comenzó a quedar atrás el tiempo de los pioneros y se dieron los primeros pasos en adelantos tecnológicos.

Por esta misma época se iniciaron los deportes invernales como actividad recreativa vecinal. La primera competencia de esquí tuvo lugar en el Cerro Otto y participaron una docena de deportistas. De la fiesta posterior salió la Reina de la Nieve.
108° ANIVERSARIO DE SAN CARLOS DE BARILOCHE

En 1936 bajo la presidencia del Dr. Ezequiel Bustillo en la Administración de Parques Nacionales, y con la dirección profesional de su hermano, el arquitecto Alejandro Bustillo en colaboración con el arquitecto De Estrada, se realizaron las principales obras: el Templo Mayor, el Centro Cívico, el hotel Llao Llao, la capilla San Eduardo, el edificio de la Intendencia del Parque Nacional, la hostería Nacional de la Isla Victoria, la estación del Ferrocarril, el Hospital Zonal, entre otras, todas ellas logrando que nuestra ciudad posea un sello distintivo.

El Dr. Ezequiel Bustillo en su gestión, promovió todos los avances edilicios recién mencionados y muchos más, como también las instalaciones que debían acompañar el gran proyecto arquitectónico, comenzando a delinearse la vocación turística de la ciudad.

En 1941 se realizó el murallón de la costanera, de 1.350 metros de largo. En 1948 se pavimentó la ruta a Llao Llao. En 1953 se fundó la Cooperativa de Electricidad Bariloche, cuyo primer presidente fue Erok Fogelstrom.

Y así los sucesos y sus protagonistas fueron dando forma a la historia de nuestra ciudad.

El turismo y el esquí evolucionaron la imagen de la ciudad. La creación del centro invernal en base al Cerro Catedral convirtió a Bariloche en la ciudad más importante de la Argentina para actividades invernales. La belleza natural única y las posibilidades laborales promovieron la creciente llegada de personas con características de asentamiento estable.

El escenario que poco a poco fue instalándose producto de los cambios sociales, políticos y culturales, ha hecho de Bariloche una ciudad que acompañó cualitativamente y cuantitativamente estas transformaciones.

Transformaciones de una ciudad de se fundó allá por 1902, y que se llama San Carlos de Bariloche.

 
Este sitio es propiedad de la Cooperativa de Electricidad Bariloche Ltda.® Bariloche.com.ar (1995 - 2009)
Términos y Condiciones de uso del servicio. Enlaces
Contenidos: Bariloche.com.ar
Diseño Web: Marcelo Andrade