Escríbanos
Bariloche.com.ar - El portal de la ciudad
ACCESO WEBMAIL bariloche.com.ar: Ingrese USUARIO y CLAVE
CLIMA EN BARILOCHE
Pronostico Extendido
Portada Bariloche
Recomendados en Bariloche.com.ar
Para Residentes
Turismo en Bariloche
Atención al Cliente mail @bariloche.com.ar
Notas: Historias de Bariloche

100 años de la Escuela N° 16. Un siglo de enseñanza y aprendizaje

Cada rincón del país tiene sus establecimientos educativos. O así debería serlo. La escuela como institución formativa junto con la familia es lo necesario en la socialización de las personas, como instancia continua de creación y arraigo de valores y principios, además de la formación en la educación como requisito académico.
Bariloche tiene el suyo, emblemático y tradicional: La escuela N° 16 “Francisco Pascasio Moreno”.  No es menor decir que constituye un orgullo para los locales, y una atracción para foráneos, ya que la creación de esta escuela tiene enormes raíces en nuestra historia: fue el primer establecimiento educativo primario público en la ciudad y acogedora de hombres y mujeres reconocidos como pioneros fundadores de nuestro Bariloche.
Su nombre responde a un homenaje de invalorable gratitud. Francisco Pascasio Moreno, quien donó las tierras del entonces Parque Nacional Nahuel Huapi. Este hombre, constructor de nuestra historia, donó 3 leguas al gobierno para la fundación de Parques Nacionales, luego de ser homenajeado nacionalmente por sus trabajos periciales en la frontera con Chile, donde se arbitró los límites de nuestro país. Comprometido con la educación, Moreno pronunciaba en el año 1904: “Es sabido que donde el trabajo y la escuela reinan la cárcel se cierra”. Otra de sus frases que transluce su afán por los derechos del niño, la educación y la familia, versa: “Si el estado obliga al niño a concurrir a la escuela, el niño tiene derecho a que el estado lo alimente cuando sus padres no están en situación de hacerlo…”
La escuela N° 16 nació en el año 1908, coincidente con los primeros pasos de nuestra ciudad. Casi en simultáneo, ambas tienen en su haber los caminos de antaño y la actualidad viva de quienes forjaron la ciudad lacustre.
Desde la década del 30, “la 16” funciona en una céntrica manzana de nuestra ciudad, con sus puertas mirando hacia la calle Elflein. Retratos fotográficos muestran la construcción del actual edificio, allá por el año 1927. Los trabajos eran de características magníficas para la época. El edificio de la escuela fue declarado Patrimonio histórico, por lo que debe conservar la estructura y fachada actual. Es entonces que no se pueden realizar obras de ampliación.
Como no podía ser de otra manera, los festejos por el centenario fueron varios y culminaron con un acto central en la sede del establecimiento. En la cita estaban ex alumnos septuagenarios en primera fila, concurrida participación comunitaria, y la presencia de numerosas autoridades municipales, entre ellos el actual intendente, Marcelo Cascón, y el intendente de Parques Nacionales, Juan Salguero, legisladores y la Delegada regional de la Zona Andina del Ministerio de Educación, Lic. Beatriz Oliva. El intendente de la ciudad expresó su gratitud a quienes integran la comunidad educativa de la escuela 16, por ayudar a “construir lo que alguna vez fue una pequeña aldea de montaña en la admirable ciudad que hoy formamos”, y en especial “a los educadores que plasmaron todo su saber a los chicos y chicas que dedicaron sus vidas a Bariloche.”
La invitación a participar de “…una fiesta del reencuentro y del corazón”, en palabras de la actual Directora, Marta Frank, dio inicio al acto en el que se compartieron anécdotas, recuerdos, homenajes y  reconocimientos por los cien años de trabajo incesante de docentes, personal, alumnos, y la comunidad que siempre se enorgulleció de esta escuela pública.
En la oportunidad, muchos ex alumnos fueron invitados a relatar la historia de las primeras décadas del establecimiento; y ex docentes a compartir la didáctica que empleaban dentro de las aulas con sus alumnos. En suma, la emotividad y el recuerdo instaban a reflexionar sobre los cambios sociales que se han producido en este lapso. Por ello atinado fue lo que expresó la comunidad educativa: “este 100° aniversario no sólo demuestra la permanencia de una institución sino que también refleja que es un factor fundamental en el crecimiento de una sociedad.”
El festejo también incluyó la creación del Museo Histórico con documentos cartográficos de la fundación de la escuela en el año 1908 y la construcción del edificio, realizada por la empresa Primo Capraro. En la exposición se observaron nutridas imágenes de las décadas de 1930, 1940, 1960 hasta la actualidad, en las que se retratan la historia y el crecimiento del establecimiento. Boletines de calificaciones del año 1945, cuadernos de alumnos de esa década, libros y otros materiales didácticos que utilizaban los primeros docentes, conforman un escenario privilegiado para visitar.
La Escuela 16 es símbolo por donde se la mire. La vinculación con la Biblioteca Sarmiento, otro orgullo de nuestro Bariloche, realza su espíritu histórico y su colaboración en forjar los cimientos de una sociedad donde la cultura tiene raíces fuertes. Las primeras actividades de la entonces llamada “Biblioteca Popular Domingo Faustino Sarmiento”, allá por los años 1927 y 1928, se desarrollaron en la Escuela 16. Claro que por esos años funcionaba en un edificio de madera alquilado, ubicado en la esquina de Mitre y Frey, mientras el actual edificio se estaba construyendo.
La entonces directora del establecimiento, señora Marta Verón de Mora, y su sucesor, el señor Emilio Haas, estuvieron estrechamente ligados al quehacer de la biblioteca. En vísperas del traslado de la escuela a su actual edificio, la directora Verón de Mora invitó a los vecinos de Bariloche a una reunión constitutiva de dos Asociaciones que contribuyeron al bienestar de la escuela y que complementan su acción: Biblioteca Popular y Cooperadora Escolar.
Durante la dirección de Haas, la bilblioteca funcionaba en el hall de la institución educativa. Gestiones pertinentes hicieron que en la manzana número 5 de Bariloche se colocara la piedra fundamental de la Biblioteca, materializada en una ceremonia a la que concurre en su totalidad la Escuela 16 y un público numeroso. Más tarde, la Biblioteca realiza un intercambio de terreno con la dirección de Parques Nacionales, obteniendo un edificio a perpetuidad para la Biblioteca en el Centro Cívico de nuestra ciudad.
En ese contexto, donde Bariloche era una aldea, habían dos escuelas: la 16 y la Alemana. La llegada del ferrocarril en 1934 y la terminación del pavimento a fines de la década del ´50 hicieron emerger otros establecimientos educativos, satisfaciendo las necesidades de una población migrante.  
En la ceremonia del centenario hubo muchos regalos, entre ellos, libros de parte de Parques Nacionales y de la Biblioteca Sarmiento. También hubo un brindis, música y baile.
No es para menos. Nuestra Escuela pública N° 16 cumplió 100 años de vida. 100 años de presente. 

 

Este sitio es propiedad de la Cooperativa de Electricidad Bariloche Ltda.® Bariloche.com.ar (1995 - 2009)
Términos y Condiciones de uso del servicio. Enlaces
Contenidos: Bariloche.com.ar
Diseño Web: Marcelo Andrade